El importante papel de las familias

family-658453_960_720

Cada vez se hace más patente la importancia de promover la participación y la cooperación de las familias dentro del sistema educativo español. Se ha observado que una buena cooperación entre ambas partes proporciona al alumno una mayor predisposición y actitud hacia el aprendizaje, gana claramente en autoestima, responsabilidad y motivación. Todos estos elementos son decisivos en el desarrollo educativo y personal, los alumnos mejoran significativamente sus rendimientos y resultados académicos.

Una reciente publicación del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte , titulada “La participación de las familias en la educación escolar”, aborda este tema como resultado de un amplio estudio y análisis focalizado en la relación de cooperación entre familia-escuela como factor clave del rendimiento escolar. Sigue leyendo

Anuncios

¿Son tan distintos los profesores españoles de los filandeses?

questions-2245264_960_720.jpg

Uno de los factores que claramente interviene en la eficacia del sistema educativo de Finlandia es la calidad de su profesorado. Esto nos hace replantearnos un análisis de de los principales puntos que intervienen en la formación del profesorado, estableciendo una comparativa con el sistema español. La formación superior de ambos países está dentro del mismo Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), apoyado por el Plan Bolonia, por lo que la formación del profesorado se basa en la misma estructura y sigue las mismas pautas, pero con unas diferencias y procedimientos muy notables que iremos analizando.

ACCESO Y SELECCIÓN

  • La formación de profesorado finlandés tiene dos ciclos, un Grado de 240 ects (3 años) y un Master dentro del Doctorado de 60- 120 ects (1-2 años), en los que se imparte una alta especialización y formación pedagógica. Por ejemplo los profesores de secundaria tienen una formación pedagógica de 1400 horas que choca escandalosamente con las 140 horas que reciben en España. Como etapa final del proceso de doctorado está la Tesina, que debe demostrar la gran capacidad de investigación del alumno a traves de sus conocimientos.

Se le da especial importancia a la formación adquirida durante las dos etapas del Practicum, realizadas durante el grado y el máster. Los centros de prácticas elegidos son los mejores del país, garantizan así una alta formación práctica, por otro lado existe un continuo seguimiento y comunicación con la facultad.

Al existir un alto reconocimiento del profesor en Finlandia son muchos los candidatos que quieren acceder por lo que las notas de corte son altísimas (superar el nueve de media en bachillerato), equivalentes a las de medicina aquí en España. Paralelamente el gobierno es consciente de que los estudiantes que acceden son los mejores, incentivándoles con importantes apoyos económicos (alrededor de cuatrocientos euros) durante estos estudios.

El acceso a la Universidad no es sencillo, solo un 10% de los aspirantes lo consigue, se establece primero una Selección Nacional y segundo una selección por parte de cada universidad. La selección nacional no solamente se basa en la nota de corte también exige experiencia en actividades sociales o de voluntariado, es una forma de garantizar una especial sensibilidad humana que es necesaria para el trato con niños.

El siguiente nivel de selección lo establece cada Universidad, eligiendo a los candidatos a través de unas pruebas en las que aparte de demostrar una serie de competencias educativas tienen que tener unas habilidades artísticas. También se le exige unas capacidades de comunicación y de empatía, el no tenerlas supone no poder acceder, ya que son prioritarias en su relación continua con niños y evitan posibles problemas psicológicos en su labor futura como docentes. Este sistema de selección es una de las primeras diferencia con España, donde no existe selección alguna de acceso.

  • En España, como ya comentamos desde el Plan de Bolonia la formación sigue las mismas pautas que el finlandés. El Grado de Maestro de Educación Primaria consta de 240 créditos (4 años) y el Practicum consta de 30- 60 créditos, llama la atención ya que en Finlandia se han reducido a 20-30 ects. El alumno graduado ya puede ejercer como profesor de primaria en centros públicos, privados y concertados. Se puede realizar un Postgrado, título de Máster, que da una formación específica (2 años).

Socialmente la profesión de maestro no tiene el reconocimiento que se merece, de ahí que no sea muy demandada y la nota de acceso sea una de las más bajas, varía anualmente según el número de solicitudes. Sólo existe la prueba de selectividad tras el bachillerato, no existe ningún condicionante de acceso por parte de las Universidades, por lo que tampoco se les exige a los aspirantes ningún tipo habilidad social o humana.

A diferencia con Finlandia las prácticas se realizan en la etapa final del Grado. No hay una buena comunicación entre la universidad y los centros asignados, otra diferencia es que el tutor de práctica no recibe complemento económico por esta labor. El enfoque que se da a las prácticas sigue en la mayoría de los centros anclado en el modelo clásico expositivo, muy lejos de metodologías de investigación y acción.

EXIGENCIA EN LA FORMACIÓN

  • El nivel de exigencia durante la formación de profesorado es altísimo, requiere un gran trabajo y estudio, tres veces más que en España, ocupando la didáctica y la pedagogía un peso importantísimo. Además de la formación en didácticas y competencias educativas y curriculares, se hace especial hincapié en la investigación, se potencia el trabajo en equipo y la autoevaluación. Disfrutan de un plan de estudio personalizado que guía a los estudiantes en el desarrollo de su carrera y la posibilidad de asignaturas optativas que refuerzan su formación y especialización. Por otro lado reciben materias innovadoras sobre comunicación y TIC. La metodología que se utiliza es activa y dinámica, se insiste en la investigación, en equipos de trabajo y en mecanismos de autoevaluación

Los estudiantes recién titulados son elegidos libremente por los directores de los centros educativos en función del perfil del candidato y las necesidades del centro. Cada centro tiene libertad en la elección de su profesorado, realmente aun siendo público parece de gestión privada, esto permite conformar un buen equipo de profesores complementados con diferentes capacidades y habilidades. Cada centro es financiado por el Estado, al cual se le atribuye un presupuesto en función del número de alumnos que puede manejar libremente.

  • En España debido a la falta de criterios de selección en el acceso hace que de inicio la formación de los futuros docentes no tenga nada que ver con la exigencia y preparación finlandesa. Las horas de trabajo que se dedica a la formación de magisterio son bastante inferiores, del orden de tres veces menos.

El plan de estudios tiene básicamente tres módulos, el primero de enseñanzas básicas enfocadas a la obtención de capacidades en torno al aprendizaje y desarrollo de la personalidad, así como lo referente al sistema y entorno educativo; el segundo didáctico y disciplinar enfocado a la enseñanza de distintas disciplinas y el tercero, el Practicum, que finaliza con el Trabajo de Fin de Grado.

Por otro lado es escandalosa la reducida formación pedagógica y didáctica que se realiza sobre todo para profesorado de secundaria y de formación profesional. La formación en la innovación y en la formación TIC aun no es del todo prioritaria como no lo es tampoco el valor del trabajo colaborativo.

El estudiante tras finalizar los estudios puede comenzar a ejercer en colegios privados o concertados, para poder optar a un puesto en centros públicos tienen que presentarse a las pruebas de concurso-oposición, convirtiéndose en empleados de la Administración Publica. En algunos casos esta última opción ha provocado en los docentes falta de actualización en la formación, acomodamiento y pérdida de motivación.

PRESTIGIO Y ROL DEL PROFESOR

  • En Finlandia ser profesor es todo un orgullo, saben que tienen el mayor reconocimiento y apoyo tanto social como político. La sociedad valora y respeta al profesor, es consciente de que asumen una gran responsabilidad y de que son una de las piezas claves de su educación, base de la futura sociedad finlandesa, productiva y competitiva.

Como ya comentamos cada Administración municipal contrata a los distintos directores de los centros escolares entre los mejores de una convocatoria abierta. De igual modo el director es el responsable de contratar al equipo de profesores.

La excelente formación del profesorado da una total confianza al Estado, de ahí que cada centro y cada profesor tengan total libertad a la hora de definir sus programas didácticos. Son profesores altamente motivados en los que prima la idea de enseñar a pensar sobre la de transmitir conocimientos. El papel del profesor va más allá de la pedagogía tradicional, sabe que antes de iniciar cualquier aprendizaje tiene que despertar la curiosidad y estimulo entre sus alumnos, trasmitirles herramientas, guías y apoyo para que aprendan por si solos a encontrar los contenidos de su aprendizaje.

Imparten las clases de forma divertida, activa y practica con metodologías innovadoras que acercan y preparan a los alumnos a unos conocimientos reales de la sociedad futura de la que formaran parte. Tienen acceso a gran número de recursos TIC que utilizan junto con otro tipo de recursos plásticos y creativos más clásicos que acercan al alumno de forma más espontánea y dinámica al aprendizaje.

Fomentan el trabajo en equipo desde muy pequeños y el sistema de autoevaluación. Tienen un total seguimiento personal de los alumnos, en cuanto se detecta que algún alumno se queda atrás se crean grupos reducidos de refuerzo de cinco alumnos.

  • El papel del profesor en España nunca ha tenido el respeto que se merece, la imagen del profesor ha quedado relegada a una valoración muy por debajo de otras profesionales. El principal motivo viene dado por un problema enraizado en nuestra sociedad, en la que nunca se ha priorizado y valorado la educación, lejos de verla como uno de los motores vitales de un país.

Siempre ha existido la idea de que ser profesor es algo vocacional pero por otro lado también ha sido una carrera reducto de estudiantes que no han podido acceder a otras opciones universitarias, muchos también movidos por los incentivos ligados a la profesión, como es el tener un puesto fijo de funcionario, unas vacaciones y un horario especial.

Los centros educativos y su profesorado están condicionados a seguir programas y planes de estudios muy definidos por la Administración, preocupados en el cumplimiento de una gran burocracia administrativa y con una cesión de medios muy escasa.

Por otro lado se sigue imponiendo una metodología clásica, el profesor es el centro, el que da la clase magistral y el alumno pasivo recibe información. Aulas en las que se prima la memorización de contenido sobre el uso del pensamiento crítico y creativo. No se incorporan otros métodos didácticos que potencien la diversión y la estimulación del alumno en sus ganas por aprender. Se trabaja generalmente de forma individual, con lo que se consigue potenciar la competencia en vez del trabajo colaborativo.

Hay gran número de profesorado que no tiene formación ni competencia TIC, otros son reticentes a nueva formación y a cambios en sus métodos de enseñanza. Falta sensibilizar de la importancia que tiene la actualización de su formación a los continuos cambios y evolución de la sociedad. También es verdad que muchos profesores no cuentan con el apoyo del propio centro, con muy pocos y desfasados recursos TIC.

La educación encadenada a las leyes

La pasada semana el Gobierno y las Comunidades Autónomas acordaron la reforma de uno de los puntos más cuestionados de la polémica LOMCE, las reválidas. El responsable de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, del actual gobierno del PP ha llegado a un consenso con el PSOE en torno a las evaluaciones de final de ciclo. Noticia que ha sorprendido a todos los ámbitos artículo abc. Reforma de las reválidas en la LOMCE, ya que desde hace años ni siquiera se había planteado un pacto en la educación, puede ser un primer paso de una reforma complejísima pero claramente básica y necesaria.

pencil-918449_960_720

España se encuentra a la cabeza de los países de Europa con más fracaso escolar, esto nos hace preguntarnos: ¿Para qué han servido la gran cantidad de leyes aprobadas, reformadas y derogadas durante estos últimos años?, ¿Desde cuándo estas leyes han realizado aportaciones y cambios significativos en el sistema educativo?

Consciente de que las leyes promulgadas en la república fueron claves para la sociedad de aquella época, sentando las bases del sistema contemporáneo y promulgando la educación liberal (Ley Moyano, 1857), mi reflexión parte desde el inicio de la democracia con el sucesivo bombardeo de leyes hasta nuestros días. Leyes implantadas y directamente ligadas a los diferentes cambios de gobierno, algo que deja claro que la enseñanza, tristemente, ha estado unida a las marcas y pancartas ideológicas de los diferentes partidos en el poder. Sigue leyendo